Morán se desmoronó

Una vez, hace muchos años, escribí un artículo en el que señalaba que para que una persona acepte ser Ministro del Interior de este país, tenía que ser de mucha confianza del Presidente, pues el favor que este le hace es bien flaco, y además tener vocación de bonzo, pues se le está entregando una de las papas más calientes que existen en el Estado peruano.
Hoy agregaría, tras la larga fila de personajes que han ido pasando por esa cartera en los últimos años, que la amistad y la vocación no son suficientes. Para que un policía, y es el caso del ex jefe de ese portafolio Carlos Morán, asuma un cargo político de esa naturaleza, tiene que tener clarísimo, mucho más quizás que algún otro profesional, que el espíritu de cuerpo es una piel de la que debe despojarse ineludiblemente.
Los logros de Morán, ex miembro del GEIN que capturó a Abimael Guzmán, en tiempos de “paz” (un término que no existe en esa cartera, en vista que debe ser la primera línea en la lucha contra la delincuencia, y el brazo armado del Ministerio Público y el Poder Judicial en la investigación de procesados y conducción de sentenciados a la cárcel), no han sido pocos, destacándose principalmente la labor de la Dirección de Inteligencia en la captura de políticos acusados de corrupción, así como de varios feminicidas y estafadores informáticos.
Sin embargo, desde el inicio de la batalla nacional contra el COVID19 comenzó a desdibujarse, y ha terminado por desmoronarse. Los evidentes negociados de altos oficiales en las compras de material sanitario para los policías, alterando escandalosamente los precios, sin que haya sanción sino solo un cambio de escritorio, es una factura gruesa, muy dura para pagar.
Si a eso le sumamos la contratación de ranchos sobrevaluados a cargo de una empresa que vende llantas, y la desinfección de comisarias por parte de una mype que tiene como experiencia comercial el haber sacado fotocopias, tenemos un panorama absolutamente negro. No se puede lucrar en tiempos de pandemia, de emergencia en la que muere gente, incluso los propios compañeros de armas. Y a Morán le faltó carácter para ponerle el pare a todo esto.
Más de 1300 policías contagiados (10% de la fuerza policial del país), y varios muertos por infectarse en comisarías o por la detención de infractores a las restricciones, sin la debida protección, es el otro cántaro que cargó Morán, hasta que se rompió, sumado a la ausencia de pruebas para su personal, y el colapso del Hospital de la Policía.
Morán fue ascendido a General por Alan García, y se rumoreaba que era muy cercano al entorno del ex presidente que se quitó la vida hace poco más de un año. En algunas ocasiones, Jorge del Castillo, vinculado al tema de los Petroaudios, le hizo recordar públicamente, con algunas sutiles frases, la participación que le cupo en esas y otras denuncias de interceptaciones telefónicas. Algunos otros deslizaron que el ex ministro revelaba secretos, era fuente de algunos periodistas, entre ellos Gustavo Gorriti.
Al margen de sus relaciones amicales con uno y otro lado, blindando a algunos que debían ser investigados, y persiguiendo a otros por demostrar su poder, Morán vio su caída hace días, y en una de las conferencias del presidente, al responder una pregunta formulada por la prensa, se salió de su habitual hieratismo y habló de “voces apocalípticas que intentaban desprestigiar a la PNP”. Ningún mea culpa o admisión de responsabilidad. Tras la citación anunciada por la Comisión de Fiscalización del Congreso, no tenía más opción que dar un paso al costado.
¿Acabará el nuevo ministro, general Gastón Rodríguez con los gatos despenseros en su institución, como el general Petit y sus cómplices? ¿Se priorizará el cuidado del personal policial para que haga frente a la pandemia con los implementos básicos para que no se contagien? ¿Se notará una acción más efectiva de la policía en el control de quienes desacatan las normas de aislamiento social e inmovilización general? ¿Se desarticulará a las bandas que ya se sabe se preparan para saqueos y desmanes con el pretexto de no recibir apoyo del Estado? Lo veremos en los próximos días.

•    Director de Los Puntos sobre las Jotas y NoJodas.Pe

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD