Nov 28, 2019

"El Frente Amplio creó una división entre uruguayos"

Desde Uruguay, Sucesos entrevistó a uno de los personajes que marcó la agenda electoral en la derrota del Frente Amplio. El general Guido Manini Ríos, ex candidato presidencial e integrante de la coalición que acaba de lograr el retorno de la derecha al poder.

Compartir:
"El Frente Amplio creó una división entre uruguayos"

Quince años después, el Frente Amplio acaba de perder el gobierno en un ajustado proceso electoral en Uruguay. La derecha, con una coalición de cinco partidos, encabezado por Luis Lacalle Pou, finalmente obtuvo la victoria. Hace unas horas Daniel Martínez, el candidato de la izquierda, terminó por aceptar la derrota luego que el domingo las primeras proyecciones indicaban un apretado empate técnico en el balotaje, con una ligera ventaja para Lacalle.

Sucesos estuvo en Montevideo y conversó con uno de los líderes que integran la flamante coalición que derrotó a la izquierda, el general (r), Guido Manini Ríos, ex candidato presidencial por Cabildo Abierto, un movimiento político nacido en abril de este año.  

Manini ha sido uno de los personajes más nombrados en el reciente proceso electoral a causa de un video circulado por las redes sociales el último día permitido para difusión de propaganda electoral. En dicho video instaba a los militares a no votar por el Frente Amplio.

En su despacho, en un edifico de la Plaza Cagancha, en el centro de Montevideo, Manini recibe a Sucesos y analiza el escenario político posterior al proceso que representó la derrota del Frente Amplio.

¿El tema del video generó cierta incomodidad al interior de la coalición?

El video pudo haber generado un ruido contrario, pero estuve hablando con miembros de la coalición después y nadie me enrostró el porqué del video. Creo que el video no movió la aguja electoralmente. No creo que el uruguayo cambie un voto por miedo. Aunque honestamente nunca sabremos cuanto insidió el video.

Daniel Martínez ha comentado que, más allá del 2022, no contempla a la coalición unida, que las diferencias son tantas que se van a quebrar…

Es verdad que hay matices dentro de la coalición que apoyan al doctor La Calle, no todos pensamos igual. Pero esos matices son muchos menores de la fractura que puede existir en los partidos que integran la coalición de Frente Amplio. Una coalición que tiene más de cinco partidos y que viene gobernando más de 15 años el país. Si esa coalición se mantuvo 15 años unida para dirigir el país, no veo por qué no podemos estar unidos nosotros.

¿Augura entonces usted una larga vida?

Creo que sí, por lo menos hablo por Cabildo Abierto, nosotros no venimos con la previsión de irnos de la coalición al año o dos años, venimos a que haya un buen gobierno del doctor La Calle, creemos que será importante para el futuro de los partidos.

¿Cuál es el corazón de la propuesta política de Cabildo Abierto?

Nosotros creemos que hay sectores del país que están ignorados y postergados de las políticas públicas que se dan en el Estado, como el sector del trabajo nacional; el mundo del agro no tiene las condiciones para competir en la región. Hay costos que se pueden bajar desde el Estado, es darle la competitividad para enfrentar a otros países de la región. Asimismo, le hablo de la pequeña empresa a la cual se le pone impuestos desde el primer día de tal magnitud que la hacen inviable.

¿En el terreno ideológico cuál es la propuesta?

Creemos en lo nacional, en el respeto a las raíces de nuestra historia, buscando la integración internacional para poder hablarle de igual a igual a los grandes bloques que existen en el mundo. Creemos, como el Frente Amplio, que hay que encarar las medidas de atención a los más marginados, no desde el asistencialismo como ellos lo hacen, sino desde la ayuda que permita salir de esa condición. Creemos que, en materia de seguridad, está mal encarado todo, en la cual el delincuente es la víctima de la sociedad. Nosotros creemos que la izquierda lo que ha hecho es crear un asistencialismo dependiente, que le ha hecho mucho daño al país.

¿Cuáles son esos matices dentro de la coalición?

Priorizar estos dos grandes temas del país productivo y poner orden de la inseguridad que vive el país. Creo que en materia de seguridad se le debe dar un respaldo a la policía en materia legal para que pueda hacerse respetar. Hay que ser severos cuando la policía actúa en exceso, pero se tienen que dar las herramientas para que pueda desarrollarse. En el tema de los centros penitenciarios, hablamos de la recuperación de los presos mediante el trabajo obligatorio. Nosotros creemos que hay que construir una cárcel de alta seguridad, manejado por militares, para aislar a los narcotraficantes, entre otros.

¿Y hay matices en relación al aborto?

Yo soy contrario a la ideología de género como bandera política que se utiliza en la nueva izquierda, soy contrario al aborto, entiendo que el aborto es un homicidio y no hablo desde el punto de vista religioso, sino científico. La vida existe desde la concepción, cuando se corta una vida, se comete un homicidio.

¿Seguirá como política pública el matrimonio igualitario?

En el matrimonio igualitario no se va a retroceder. Hay una cosa clara, el pueblo uruguayo no votó por Cabildo Abierto, voto por otra cosa.

¿Qué reconoce como positivo y qué como negativo en los 15 años del Frente Amplio en el poder?

Reconozco el haber hecho políticas que atiendan a mejorar las condiciones salariales, que atendieran en un principio en dar un plan de emergencia para gente que estaba mal. Estábamos en las secuelas de una crisis económica. Además del acceso a las enseñanzas a través de plataformas y otros mecanismos. Pero también entiendo que se hicieron cosas negativas como el clientelismo político mediante programas sociales para hacerse de seguidores. También es negativo haber ido generando una brecha entre los uruguayos, no sentían la necesidad de dialogar con la oposición, muchas veces se ignoró a la otra parte.  Se creó una división entre los uruguayos y también ha habido actos de corrupción.

¿Hoy, a la luz del reciente resultado electoral, se puede decir que el país se encuentra dividido en la mitad?

Creo que sí, más allá que uno puede después tratar de desagregar esos números. Se tiene que dialogar con la gente, la coalición tiene mayoría parlamentaria en diputados y senadores. Pero si se usa esa mayoría para no dialogar o ignorar y avasallar al otro, esas dos mitades se van a profundizar en sus diferencias. Por el contrario, diseñar políticas de Estado transversales, que la reforma de la educación, salud y seguridad surja del acuerdo con la oposición, pienso que así se empieza achicar esa brecha de hostilidad que se vive.

¿Cómo se ubicará Uruguay en América Latina en medio de las crisis sociales que afrontan varios países? ¿Es posible un escenario similar en su país con la derrota del Frente Amplio?

Nunca se puede decir que no puede suceder algo similar, pero creo que Uruguay tiene una idiosincrasia diferente, no hay tampoco tanta disparidad o inequidad en referencia a la riqueza. Creo que Uruguay puede perfectamente evitar situaciones como Chile u otros países, eso depende de todos los actores. Esperemos que prime una suerte de patriotismo político y que todo el mundo vele por los intereses del país.

¿Usted afronta un proceso judicial relacionado a derechos humanos y desaparecidos durante la dictadura militar, cómo manejará la coalición esos temas?

En cierta forma tenemos que estar en condiciones de dar vuelta a la página, nosotros mientras haya información creíble estaremos en la búsqueda de los cuerpos de desaparecidos, pero creo que Uruguay necesita mirar para adelante, no podemos quedarnos en el pasado. Hoy, existen desaparecidos y muertos todos los días en el Uruguay, eso es lo que hay que terminar de una vez por todas.

Desde Montevideo, Jaime Tipe Sánchez


Articulos relacionados