Ago 09, 2018

Los peruanos que no hablan español

Son más de 4 millones, radican en pueblos alejados, invisibles a las políticas públicas o las preocupaciones occidentales. Nadie realiza campañas mediáticas por ellos. Fueron sentenciados al silencio. A pesar de algunos avances, hablar alguna lengua originaria está asociada a la pobreza.

Compartir:
Los peruanos que no hablan español

Nekson Pimentel Sánchez (*)

El Perú sigue siendo un mundo ancho y ajeno: diverso, lejano, insensible, lacerante, con una población realmente vulnerable, sin igualdad de oportunidades. En gran medida, las políticas públicas se siguen diseñando en castellano, a pesar de que existe un total de 4 018 710 peruanos que no hablan este idioma. Las informaciones estadísticas oficiales precisan que el 15.6 % de peruanos mayores de tres años solo habla lengua indígena.

Las cifras del año 2007, proporcionadas por el INEI, detallan que las lenguas originarias con las que los peruanos aprenden a hablar son las siguientes: 13.1 % el quechua; 1.7 % el aimara; 0.3 % el asháninka y 0.5 % otra lengua nativa. También nos informa que el 84.2 % habla el idioma castellano; 0.1 %, alguna lengua extranjera; y 0.1 % de peruanos es sordomudo.

Diverso y complejo

El 27 de mayo de 1975, mediante Decreto Ley 21156, se estableció el Día de las Lenguas Indígenas. ¿Cuál es la situación de las lenguas indígenas u originarias y de sus hablantes en el Perú contemporáneo? Incluso, si volvemos a preguntarnos ¿qué es el Perú?, saltan a la vista y a la mente elementos importantes que forman parte de nuestra gran riqueza cultural.

El Perú no ha dejado de ser culturalmente uno de los países más diversos y eso se expresa, entre otras cosas, por la presencia de numerosos pueblos indígenas a lo largo de su territorio. Según el Ministerio de Cultura, por ejemplo, existen 55 pueblos indígenas (4 en los Andes y 51 en la Amazonía). Asimismo, es considerado el tercer país con mayor población indígena en toda América Latina, después de Bolivia y Guatemala (CEPAL, 2007).

Doscientas lenguas

Según el Documento Nacional de lenguas originarias (Minedu, 2013), antes de la llegada de los españoles, se hablaban más de doscientas lenguas en el Perú. Hoy existen 47 lenguas originarias agrupadas en 19 familias lingüísticas, 2 andinas (Aru y Quechua) y 17 amazónicas. Una familia lingüística es el conjunto de lenguas emparentadas entre sí por un origen histórico común y pueden estar conformadas por una o más lenguas.

Por otro lado, existen lenguas de alcance regional, provincial y distrital. El aimara y el quechua son lenguas representativas a nivel regional: la primera es hablada en casi todo Puno y la segunda, en casi todo Apurímac. El awajún, en cambio, es de alcance provincial, pues es representativa en la provincia de Condorcanqui (Amazonas).

Una misma lengua puede ser hablada en varias regiones y una misma región puede albergar hablantes de varias lenguas originarias. El quechua es la lengua que se habla en un total de veintitrés regiones del país; mientras que el aimara se usa solo en cinco. Entre las lenguas amazónicas con mayor número de hablantes nativos, figuran el ashaninka, que es utilizado en nueve regiones; el awajún, en siete; el shipibo, en cinco; y el matsigenka, en cuatro. En el Perú, 31 lenguas son utilizadas en una sola región: Loreto. Sin embargo, Lima es la zona más poblada por migrantes hablantes de lenguas originarias.

Idiomas transfronterizos

Además, es importante mencionar la existencia de idiomas transfronterizos, es decir, lenguas originarias habladas en fronteras de regiones; así como la existencia de lenguas transnacionales, aquellas que se sitúan en las fronteras del Perú.

El Documento Nacional de Lenguas Originarias (Minedu, 2013), menciona el caso de los hablantes del ashaninka, especialmente de la variedad asheninka del Pajonal. Estos se ubican en tres departamentos aledaños: Pasco, Junín y Ucayali.

Existen dieciséis lenguas transnacionales de las cuales compartimos diez con Brasil, seis con Colombia, cinco con Bolivia, tres con Ecuador, dos con Argentina y una lengua con Chile.

No obstante, la continuidad del uso de cada una de estas lenguas originarias necesita de acciones importantes por parte del Estado y de la sociedad nacional.  Esto permitirá garantizar su valoración positiva y su conservación. Hoy en día el Estado tiene instituciones que vienen trabajando al respecto. Existe la Dirección de Lenguas Indígenas, del Ministerio de Cultura, cuya función es velar por la promoción y garantía de los derechos lingüísticos.

Es importante conocer nuestros derechos lingüísticos que se encuentran precisados en la Ley n.° 29735, promulgada el 2 de julio de 2011. La Ley considera de interés nacional el  uso, preservación, desarrollo, recuperación, fomento y difusión de lenguas originarias del Perú. Asimismo, señala que “todas las lenguas originarias son la expresión de una identidad colectiva y de una manera distinta de concebir y de describir la realidad, por tanto gozan de las condiciones necesarias para su mantenimiento y desarrollo en todas las funciones”.

Según esta normativa, son idiomas oficiales, además del castellano, las lenguas originarias en los distritos, provincias o regiones en donde predominen, conforme a lo consignado en el Registro Nacional de Lenguas Originarias.

Existen ideas de intelectuales peruanos que han buscado sintetizar la complejidad de la diversidad cultural en el Perú. Así, por un lado, el antropólogo y escritor José María Arguedas decía: “No, no hay país más diverso, más múltiple en variedad terrena y humana; todos los grados de calor y color, de amor y odio, de urdimbres y sutilezas, de símbolos utilizados e inspiradores”. Por otro lado, el escritor Mario Vargas Llosa afirma: “Si escarbamos un poco descubrimos que el Perú, como el Aleph de Borges, es en pequeño formato el mundo entero. ¡Qué extraordinario privilegio el de un país que no tiene una identidad porque las tiene todas!”.

Estos pensamientos expresan, al mismo tiempo, los encuentros y desencuentros de los peruanos en un mundo diverso y cambiante. Nuestro rol como ciudadanos y ciudadanas está en que la diversidad cultural y lingüística sea tomada como un activo importante para el desarrollo de nuestra sociedad nacional.

*Antropólogo de la Universidad Mayor de San Marcos


Articulos relacionados