Oct 19, 2017

¿Un nuevo conflicto en Cajamarca?

Una sentencia del Tribunal Constitucional que aviva un nuevo conflicto social en Cajamarca. La creación de un área de protección de 284 lagunas es el origen de este roce entre la Municipalidad Provincial de San Pablo y Yanacocha.

Compartir:
¿Un nuevo conflicto en Cajamarca?

El 14 de marzo pasado, el Tribunal Constitucional (TC) mediante una sentencia resolvió por mayoría declarar fundada la demanda de amparo presentada por Minera Yanacocha SRL contra la Municipalidad Provincial de San Pablo ubicada en la región Cajamarca. Con este fallo, el TC daba la razón a la compañía minera en un largo litigio de casi diez años sobre un conjunto de lagunas denominadas Las Lagunas Alto Perú y Pozo Seco.

La sentencia cayó como un balde de agua fría en Cajamarca. Las autoridades locales, líderes sociales y gremiales de San Pablo y de la región Cajamarca se declararon en guerra. Desde el alcalde de San Pablo, Leonardo Cabanillas Merlo, hasta el gobernador regional Porfirio Medina, pasando por un conjunto de líderes y organizaciones como Carlos Villanueva Chávarry (presidente de la Federación de Rondas Campesinas de la Provincia de San Pablo), Nelly Ledesma Raraz del Comité Ejecutivo de Defensa de Lagunas Alto Perú, Pozo Seco y Canal de Irrigación El Rejo, no dudaron en actuar. Dos semanas después, el 8 de junio se convocó a una primera marcha para rechazar la sentencia del TC.


La sentencia

La historia es larga, pero digna de contar. Sucede que el 16 de febrero del 2007, en la sesión de concejo de regidores de la Municipalidad Provincial de San Pablo se aprobó la Ordenanza Municipal N° 001-2007-MPSP que luego fue publicada en el diario Panorama Cajamarquino el 28 de febrero. ¿Qué había sucedido?

Mediante la ordenanza en referencia, el Municipio de San Pablo creó las Áreas de Protección Ambiental Municipal en los lugares denominados Las Lagunas Alto Perú y Pozo Seco. La defensa legal de la Municipalidad de San Pablo sostiene que esa zona requiere protección especial por su biodiversidad, belleza paisajista y por tratarse de una cabecera de cuenca de suma importancia.

Yanacocha no se quedó con los brazos cruzados. El 25 de mayo del 2007 demandó a la municipalidad ante el 34° Juzgado Especializado de Lima por atentado contra la libertad de empresa, de industria, de trabajo y propiedad privada. Después de una década, con marchas y contramarchas, la sentencia de marzo pasado le dio la razón a la empresa minera.

 

Unidad de investigación

 

< Texto completo en la edición impresa >

Articulos relacionados