Sep 26, 2017

¿Y la investigación de las Casas del Alba?

Nadie sabe lo que hizo la Fiscalía con ese expediente. En marzo de 2009, el Congreso de la República remitió al Ministerio Público los resultados de su investigación de las llamadas Casas del Alba, un proyecto político orientado a implantar el chavismo en el Perú.

Compartir:
¿Y la investigación de las Casas del Alba?

El plan de las Casas del Alba (Alternativa Bolivariana para las Américas), llegó al Perú en el 2006, bajo el nombre de Misión Milagro. En ese año los peruanos se encontraban viviendo una intensa campaña electoral luego del gobierno de Alejandro Toledo. En ese entonces, fue evidente el apoyo de Hugo Chávez al candidato Ollanta Humala.

Los vacíos del sistema político y social del Perú, las deficiencias en la atención de salud y los pocos recursos del sistema de inteligencia fueron aprovechados por los impulsores del proyecto bolivariano que implementaron las Casas del Alba en lugares donde los liderazgos políticos nacionales eran compatibles con su estrategia.

Llegaron a localidades que eran propensas al conflicto social, donde había precariedad de los servicios del Estado y medios de comunicación locales que vivían la efervescencia electoral, incitando permanentemente a la población contra el gobierno nacional, como Loreto, San Martín, Cusco, Moquegua, Tacna y Puno.

Rápidamente se expandieron con los nombres de Casas del Alba, Casas de la Amistad o casas con diferentes denominaciones.

La Misión Milagro, que era parte de las Casas del Alba, ofrecía operaciones oftalmológicas gratuitas a personas que sufrían de catarata o pterigium. Pero las intervenciones no se realizaban en suelo peruano, sino en Bolivia y Venezuela. A este segundo país eran llevados los pacientes en vuelos sospechosamente gratuitos que ingresaban al Perú con anuencia de las autoridades.

El primer objetivo fue ganarse a las poblaciones del Cusco y Puno. Por eso, el establecimiento de salud de Copacabana, en Bolivia, se utilizó como base. Allí existía un establecimiento de salud de primer nivel de atención, acondicionado para brindar prestaciones especializadas en oftalmología, aunque el número de habitantes solo llegaba a cinco mil.

El propósito principal era atender a ciudadanos peruanos, ya que está ubicado a pocos kilómetros de la frontera, a solo 7 minutos de viaje, y con personal exclusivamente cubano.

Fue inaugurado el 8 de mayo del 2006, por el presidente de Bolivia, Evo Morales, y Ollanta Humala, en ese entonces candidato a la Presidencia del Perú, cuando disputaba la segunda vuelta electoral.

Aquí surge una primera explicación de la acogida que tuvo este plan en la población peruana: se aprovecharon las carencias materiales y de organización del sistema de salud peruano, sobre todo en las zonas de frontera y la precariedad de la infraestructura sanitaria y la desmotivación de los profesionales de la salud.

 

Escribe: Enrique Velásquez

 
< Texto completo en la edición impresa >

Articulos relacionados