Sep 20, 2017

El sueño americano queda trunco

Gobierno de Donald Trump cancela programa que beneficiaba a más de 800 mil personas indocumentadas en Estados Unidos y los protegía de una inminente deportación.

Compartir:
El sueño americano queda trunco

Donald Trump ha dejado claro una cosa: El sueño de “Hacer América grande nuevamente” es una promesa para pocos en la que no están incluidos los indocumentados. Lo dijo en la pasada campaña electoral y hoy, como presidente de Estados Unidos, lo está reafirmando.

En una medida que ha sido condenada por amplios sectores de la política, el empresariado, el intelectual y hasta las organizaciones de derechos humanos, el presidente ordenó la anulación de un programa que protege a jóvenes indocumentados.

Se trata de la “Acción Diferida para los Llegados en la Infancia”, más conocido como DACA por sus siglas en inglés, que blindaba de la deportación a unas 800 mil personas que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos.

Desde su llegada a la Casa Blanca a fines de enero se hablaba de esa posibilidad, pero Trump había zanjado las preocupaciones señalando que “amaba” a los llamados “dreamers” –o beneficiados.

Tras consultar a sus principales asesores jurídicos y teniendo en cuenta a sus electores el gobernante dejó sin efecto la ley aprobada por su antecesor, Barack Obama, en el 2012.

Fue el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, el encargado de dar la noticia que cayó como balde de agua fría a los inmigrantes cuyo futuro es incierto.

“Si mantenemos la ley podemos dar la señal de que cualquier persona pueda ingresar a Estados Unidos sin control”, dijo el funcionario, quien es considerado un “halcón” en temas migratorios.

“La nación tiene que mantener un límite en el número de personas que entran, pero eso no quiere decir que la decisión se tome porque son malas personas”, agregó el fiscal.

La administración Trump argumenta que el DACA es inconstitucional porque Obama se tomó atribuciones que no le correspondían, sin contar que le quitaba puestos de trabajos a estadounidenses.

 

Escribe Sergio Paz Murga

 
< Texto completo en la edición impresa >
Etiquetas:

Articulos relacionados