Sep 19, 2017

Plata hay, pero no hay quien gaste

La incapacidad para la inversión pública es clamorosa. Los ministerios han ejecutado apenas el 33% de su presupuesto de inversión a tres meses y medio de cerrar el año. El descontento crece en las calles mientras decenas de pueblos reclaman por nuevos locales escolares, comisarías, postas médicas y

Compartir:
Plata hay, pero no hay quien gaste

Peruanos de distintos puntos del país hacen notar casi a diario la necesidad de proyectos de infraestructura. Sin embargo, se percibe una inacción alarmante en el Ejecutivo.

A falta de tres meses para cerrar el año, los ministerios solo han podido ejecutar el 33% de su presupuesto de inversión. ¿Entonces es lógico que todo el gabinete haga cuestión de confianza o es que pretenden una salida airosa para ocultar el fracaso en la gestión?

Los reflectores de la opinión pública están en el ministerio de Educación (Minedu), a raíz de la interpelación de la ministra Marilú Martens y la batahola política subsiguiente. ¿Cuánto ejecutó ese portafolio?

Apenas S/ 2 107 640 248 de su presupuesto para “gastos de inversión” que le aprobó el Congreso, es decir, solo el 35.1% del dinero que se le puso en sus manos.

En noviembre de 2016, Zavala Lombardi dijo que es indispensable entregar al Minedu S/6 007 306 756. El Ejecutivo ajustó la cifra al máximo por la amenaza de recesión que dejó el gobierno de Ollanta Humala.

Pero a tres meses del fin de año, cuando se cierra el año fiscal 2017, Martens no ha podido invertir ni siquiera la mitad de los fondos públicos asignados y los escolares continúan con su enorme

déficit de infraestructura y falta de equipamiento. Para no creerlo. Dinero no faltó, está ahí y no se ha tocado. El problema radica en que los “destrabadores” se han trabado solos.

 

¿Y por qué?

Según “nuestro diagnóstico”, sostuvo la ministra Martens el día de la interpelación, las necesidades de inversión en infraestructura educativa pública se estiman en S/ 100 millones.

Indicó que recién el 6 de marzo de este año, mediante Resolución Ministerial N°153-2017, aprobó el Plan Nacional de Infraestructura Educativa hasta el 2025. Esto, sostuvo, le permitió identificar que más del 50% de locales escolares del país no tienen acceso a agua potable y saneamiento -¿recién?-, no se encuentran conectados a la red pública o no cuentan con una solución adecuada como tanques séptico o pozo percolador.

Escribe Jesús Molina

 
< Texto completo en la edición impresa >

Articulos relacionados