Sep 04, 2017

Días perdidos de PPK

El presidente Kuczynski debe detallar la agenda que cumplirá los días 15, 16 y 17 de setiembre en los Estados Unidos. En caso de no hacerlo, corre el riesgo de que el Congreso de la República solo le conceda el permiso desde el 18 de setiembre o le niegue la autorización de viaje.

Compartir:
Días perdidos de PPK

 

Los dos oficios enviados al Congreso pidiendo autorización para salir del país no especifican la necesidad de que el presidente Kuczynski llegue a Estados Unidos tres días antes de la fecha fijada para su presentación ante la Asamblea de las Naciones Unidas. Esa omisión está generando sospechas entre los legisladores de la bancada mayoritaria.

En el “cuarto intermedio”, un periodo de reflexión parlamentario donde los voceros de las bancadas buscan un acuerdo para presentar al pleno del Congreso, los fujimoristas Daniel Salaverry y Miguel Torres, le han dejado en claro a Mercedes Aráoz y Juan Sheput que, si no existe esa precisión, no avalarán el permiso.

El documento enviado por Kuczynski al Parlamento señala lo siguiente: “El día 15 de setiembre realizaré reuniones de trabajo en las que se coordinarán diversas temáticas que serán tratadas en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas. El día 18 de setiembre participaré como invitado de honor en un encuentro organizado por la América Society/Council of the Américas (ASCOA) para dialogar con ejecutivos de alto nivel interesados en nuestro país”.

Sin embargo, el jefe de Estado no precisa cuál será la agenda el día 15, y menos aún, no transparenta sus actividades los días 15, 16 y 17.

Fuentes parlamentarias indican que el canciller Ricardo Luna le detalló a la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento, Luz Salgado, que el periplo del jefe de Estado incluía otras actividades, pero que no estaban registradas oficialmente. Ese documento es el que se espera, de lo contrario, el recorte del permiso es inminente.

Esa falta de precisiones en la solicitud ha desatado una serie de hipótesis en el Parlamento. La primera es que el actual Jefe de Estado tenga un posible encuentro reservado con Alejandro Toledo Manrique para tratar temas vinculados al caso Lava Jato.

Sobre el exmandatario de la chakana pesan dos órdenes de captura internacional por haber recibido un soborno de USD 20 millones por la concesión de la Carretera Interoceánica. En esa época, Kuczynski era ministro de Economía y, como tal, presidente de ProInversión, organismo que justificó la entrega del proyecto a los brasileños.

La segunda es que si busca una especie de vacaciones cortas en el país del norte, sería conveniente que lo diga, en cuyo caso el permiso sería muy difícil, pues el país está atravesando una crisis generada por la huelga magisterial que hace temer que más de dos millones de escolares pierdan el año.

Por lo pronto, la semana pasada, cuando se puso a consideración de la representación nacional el permiso solicitado por Palacio de Gobierno, el vocero del Frente Amplio, Marco Arana, cuestionó que se pida permiso con tantos días de anticipación. “No puede irse en un momento en que este Gobierno se ha mostrado incapaz de resolver el problema de la huelga de los maestros o que está permitiendo que la flota china esté depredando en nuestro mar y no haya ninguna explicación ni del ministro de Defensa”, dijo.

 

Algo parecido dijeron los parlamentarios de Fuerza Popular por lo que la aprobación pasó a “cuarto intermedio”. La decisión final sería adoptada este jueves 7 de setiembre en la sesión del Pleno.

 

El viaje suspendido

El viaje del presidente Kuczynski iba a realizarse en julio pasado. Incluso, ya se había coordinado la licencia congresal con Luz Salgado, entonces presidenta del Congreso, y todo estaba preparado para una prolongada ausencia después de Fiestas Patrias. Sin embargo, varias poderosas razones hicieron cambiar de planes al mandatario.

La filtración sobre viaje y los rumores sobre una reunión muy reservada con Alejandro Toledo, obligaron al jefe de Estado a suspender su viaje (Sucesos n.° 22). En esa oportunidad, diversas fuentes hablaron que entre ambos personajes hay varios temas pendientes, sobre todo vinculados al caso Lava Jato.

 

Escribe: Jesús Molina

 
< Texto completo en la edición impresa >

Articulos relacionados