Ago 28, 2017

“El CEN del Sutep está repudiado”

El congresista Horacio Zeballos trata de explicar la huelga magisterial desde el lado racional y emocional de ser el heredero del fundador del Sutep, el gremio cuyas propias bases petardean.

Compartir:
“El CEN del Sutep está repudiado”

Horacio Zeballos ha vuelto a las calles. Otra vez respira bombas lacrimógenas. El viejo Sutep, el que fundó su padre, parece herido de muerte. El CEN, el que Zeballos Gámez llamaba “la niña de mis ojos”, ahora está arrinconado por liderazgos regionales donde la palabra unidad cedió espacio a un archipiélago de personajes de insondables apetitos.

“No tienen una agenda clara, están repudiados por muchas bases. Sin participación en el tema”, reflexiona el congresista de izquierda analizando el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Sutep.

Horacio, en memoria de su padre, dejó su curul el jueves pasado y pisó las calles nuevamente. No lloró por los ausentes, pero encontró decenas de rostros familiares, viejos luchadores sociales, maestros que con su padre formaron uno de los gremios más importantes del país: el Sutep.

“Creo que mi padre pudo tener la voz suficiente para enfrentar la división actual del gremio. Recuerden, en 1972 había un montón de sindicatos de profesores en Lima y provincias. Mi padre armó un solo sindicato de esos movimientos. Se hizo una unidad donde había apristas, gente de derecha, izquierda”, recuerda en medio de una huelga convertida en acertijo sin solución. Son días desgastantes que volvieron hacer que la curtida piel de Lima transpire otra vez gases tóxicos.

“Hay múltiples liderazgos fruto de la campaña que inició Alan García para dividir al magisterio”, acusa el congresista.

Zevallos Patrón cuestiona la discutida evaluación. Hoy, la piedra angular de las protestas. El dolor de cabeza de la ministra Marilú Martens “y sus 17 asesores”, agrega Horacio.

“El sistema de evaluación por desempeño no está hecho pensando en evaluar el desempeño de los profesores”, parafrasea. “Se debe evaluar bajo resultados anuales. El desempeño no se puede medir en una hora. Es muy subjetivo y sesgado. Creo también que el despido no procede. Te evalúan y te despiden en caso no pases la evaluación, prácticamente, pierdes tu título profesional. El Ministerio no puede decir ya no eres profesor y desconocer el título que obtuviste en la universidad. Además, si lo retiran del sector público, ¿acaso van a contratarlo en el sector privado?”.

Recuerda Horacio que los profesores, como cualquier profesional, pasan por la universidad, allí se decanta un número importante. Solo termina un porcentaje. “Luego, son evaluados para ingresar a la docencia, para el nombramiento, el ascenso. Es decir, el maestro siempre está siendo evaluado”, explica.

¿Hay infiltrados en las protestas? “Lo real es que en todas las protestas del país hay infiltrados”, reconoce. “No creo en Sendero Luminoso o el MRTA, no creo en el terror. Mi padre vivió amenazado por Sendero”, marca distancia.

 

Escribe: Jaime Tipe Sánchez.

< Texto completo en la edición impresa >

Articulos relacionados