Jul 19, 2017

Sacada de vuelta

Sedapal se quedaría sin dinero para invertir en obras los próximos cinco años, en caso se concrete una medida que se cocina en el Ministerio de Vivienda para pasar S/ 20 000 millones a la novísima unidad ejecutora Agua Segura.

Compartir:
Sacada de vuelta

El 14 de abril pasado salió en el diario oficial El Peruano el Decreto Supremo N.° 008-2017-VIVIENDA que creó la unidad ejecutora del programa Agua Segura para Lima y Callao, pese a que el Congreso de la República derogó la novena disposición transitoria de la Ley 1280 que permitía la creación de esa oficina.

El ministro Edmer Trujillo Mori hizo caso omiso a la decisión congresal y firmó el dispositivo que permite a esa unidad ejecutora gestionar todos los proyectos de inversión en agua potable y alcantarillado que ejecuta Sedapal. Eso incluye, además, la construcción, instalación, rehabilitación mejoramiento o ampliación de la infraestructura sanitaria de saneamiento.

La unidad ejecutora se creó como parte de las facultades legislativas otorgadas al Ejecutivo y aprueba la novena disposición complementaria del Decreto Legislativo 1280, Ley Marco de la Gestión y Prestación de los Servicios de Saneamiento, hoy con partida de defunción.

El dispositivo legal derogado en el Congreso disponía la formulación y ejecución de proyectos de inversión en agua y saneamiento en el ámbito de responsabilidad de Sedapal y otorgaba poderes al Ministerio para ejecutar todas las obras de saneamiento que requiere la población de Lima y Callao.

Los perjudicados con la medida serán los pobladores de los distritos de Independencia, Ventanilla, Mi Perú, Villa María del Triunfo, San Juan de Miraflores, Villa El Salvador (Esquema 300 Nueva Rinconada), Lurigancho y San Antonio de Huarochirí, San Martín de Porres y Callao, que aún carecen de los servicios de agua potable y alcantarillado.

Los retos que tiene Sedapal para lograr la cobertura al 100 % contempla la ejecución de 708 proyectos. De este total, 163 corresponden a obras públicas; 34 al programa social Agua es vida, y tres a la asociación público-privada, mediante la modalidad de concesión.

El crecimiento urbano en Lima Metropolitana es de 9,6 millones de habitantes, con una tasa de crecimiento anual de 1,2 %, pero muy alta en zonas periurbanas. Es también la segunda ciudad más grande en el desierto (precipitación 13 mm/año) después de El Cairo.

La situación del abastecimiento de agua es un gran desafío debido a las difíciles condiciones de contorno (fuerte dinámica poblacional, poblaciones asentadas en laderas altas de difícil acceso), con fuentes limitadas. 

En la cordillera de los Andes, en las cuencas altas de los ríos Mantaro (en la cuenca amazónica) y Rímac se almacenan las aguas superficiales (excedente de lluvias) en 19 lagunas y tres represas que en conjunto se guardan 330 Mm3 para atender la demanda de la población en la temporada de escasez que se presenta en los meses de mayo y noviembre.

La medida, según algunas voces al interior del Gobierno, obedece a una lucha soterrada por el control de los presupuestos de obras en diversos estamentos del Gobierno. Al final, los grandes perjudicados, como siempre, serán los pobladores.

 

El ministro Edmer Trujillo Mori hizo caso omiso a la decisión congresal y firmó el dispositivo que permite a esa unidad ejecutora gestionar todos los proyectos de inversión en agua potable y alcantarillado que ejecuta Sedapal (…).

Etiquetas:

Articulos relacionados