Mayo 22, 2017

El escribidor y sus nexos con Odebrecht

A través de su filial Braskem, la empresa Odebrecht se relacionó desde 2010 hasta 2016 con Mario Vargas Llosa, quien formó parte de su proyecto cultural “Fronteras del pensamiento” en cuatro ocasiones. Un cuestionable enlace que salpica la fama del laureado escritor peruano.

Compartir:
El escribidor y sus nexos con Odebrecht

Los tentáculos de la Organización Odebrecht, nudo central de la telaraña de corrupción destapada por la operación Lava Jato, no solo se extendieron a nivel político y empresarial, sino que también se desplegaron en los ámbitos de la ciencia, la cultura, el arte y el pensamiento. Un accionar que, realizado como parte de un proyecto cultural, llegó a relacionar a la compañía con renombrados personajes como Fernando Savater, Francis Fukuyama y hasta el escritor peruano Mario Vargas Llosa.

Ícono de la literatura, Vargas Llosa, quien afirmó en una columna de opinión que se le debería levantar un monumento a Odebrecht por revelar la corrupción que corroe a los países de Latinoamérica, se vinculó por primera vez con la empresa brasileña en 2010. 

El 14 de octubre de aquel año, el novelista participó en el ciclo de conferencias “Fronteras del pensamiento”, patrocinado por la petroquímica Braskem, filial del conglomerado fundado por Norberto Odebrecht, en Porto Alegre. 

 

Fronteras del pensamiento

Fachada cultural de Braskem, “Fronteras del pensamiento”, es una iniciativa que se inició en el año 2006 con el propósito de proponer un análisis exhaustivo de la actualidad y de las perspectivas para el futuro, según su web oficial. 

< Texto completo en la edición impresa >

Etiquetas:

Articulos relacionados